El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

¿Qué tratamientos prefieren ellos?

La importancia de la imagen en nuestra sociedad determina que tanto hombres como mujeres se vean obligados a cuidar su aspecto. Hoy en día, los tratamientos estéticos se han convertido en una preocupación más entre el sector masculino.

Hace algunos años el culto al cuerpo era solo cosa de mujeres, pero hoy en día las cosas han cambiado y en los últimos seis años ha aumentado vertiginosamente la demanda de tratamientos masculinos.

Si nos remontamos al pasado, el cuidado masculino comienza por el embellecimiento del rostro a través del rasurado, aplicaban fomentos calientes para facilitar o ayudar a la relajación de la piel después de la agresión producida por el uso de la navaja. Ahora, evidentemente, las demandas han cambiado, el género masculino cada vez es más exigente y tiene otras preferencias, por lo que han obligado a llenar un vacío en el mercado de la cosmética masculina.

Preferencias cosméticas del hombre

En otros tiempos, se consideraba el uso de cremas al género femenino, por ello las características que el hombre demanda a la hora de seleccionar un cosmético serían las siguientes:

  • Fácil presentación y rapidez de uso.
  • Absorción rápida e hidratación máxima.
  • Texturas suaves que no aporten brillos.
  • Sensación de bienestar y efecto inmediato (hidratación).
  • Buenos resultados con la mínima cantidad de cosmético.

Como consecuencia de todo ello, por una parte, surgen en el mercado centros de belleza exclusivos para hombres, y por otra, obliga al resto de locales a ampliar e incluir cuidados masculinos en su oferta.

Hombre vs. Mujer

Los tratamientos propuestos para cuidar la estética masculina difieren de los propuestos para cuidar las necesidades estéticas femeninas, debido fundamentalmente, no sólo a las diferencias en cuanto a constitución corporal, sino también a nivel de piel.

Diferencias corporales

  • La distribución de la grasa corporal: en la mujer se almacena en nalgas, caderas y muslos, debido al efecto de los estrógenos, mientras que en los hombres se almacena alrededor de la cintura.
  • En el hombre, la testosterona contribuye a construir y mantener los músculos a través de ejercicios de fuerza.
  • Los senos de la mujer son más grandes, debido a las glándulas mamarias funcionales que desarrolla en la pubertad por causa de los estrógenos.

Diferencias de piel

  • La piel masculina a cualquier edad es más gruesa que la femenina.
  • Los hombres tienen mayor número de glándulas sebáceas, y por tanto mayor secreción, debido fundamentalmente a la mayor cantidad de estrógenos.
  • El hombre tiene un mayor número de folículos pilosos.
    La piel masculina tiene mayor espesor dérmico debido a que posee más colágeno y fibras elásticas, por lo que podríamos decir que el hombre tiene una piel más firme, resistente y elástica.

Todas estas características van a determinar que por ejemplo, las arrugas sean más profundas y tardías en el hombre que en la mujer, que exista una sensación de piel grasa debido a la secreción sebácea, y que el crecimiento y las características del vello constituya una preocupación entre la población masculina .

Tratamientos más demandados

Los tratamientos preferidos o más solicitados por los hombres vendrán determinados por sus necesidades; esto explica que ocupe el primer lugar la depilación, eliminando el vello de las distintas partes del cuerpo como espalda, pecho, axilas, piernas, entrecejo y arreglo de cejas. Para ello, se utilizan distintas técnicas epilatorias, seleccionadas en función de las características de la zona, piel y tipo de pelo, siendo la técnica más utilizada el láser, por sus resultados definitivos.

También existe gran demanda de tratamientos destinados a disimular el paso del tiempo, así como limpiezas de cutis, manteniendo la piel en perfectas condiciones de higiene, hidratación y nutrición.

Es importante adaptar el protocolo de tratamiento en función de la necesidad, que estará relacionada con el tipo de piel y con el ámbito laboral del cliente. No se seguirán las mismas pautas en una persona que su actividad laboral se desarrolle al aire libre que una persona que trabaje en un ambiente más cerrado ya que sus folículos serán más cerrados más obstruidos y más sucios.

Problemas

Los problemas que con más frecuencia nos podemos encontrar, son los siguientes:

  • Irritación
  • Aspereza
  • Sensibilización
  • Deshidratación
  • Puntos negros
  • Folículos excesivamente dilatados
  • Acné
  • Cutis mixto muy determinado
  • Enquistamiento del vello
  • Aspecto cetrino, falta de oxígeno: piel estresada

Nosotros determinaremos las pautas en su domicilio tras ver qué resultados se han obtenido en cabina, y tras realizar una valoración de los mismos iremos ampliando recursos no sólo cosméticos sino también tecnológicos y manuales. La frecuencia de actuación con el cliente irá condicionada por su avance o mejora en el tratamiento realizado.

Nuca estandarizaremos ni marcaremos número de sesiones para solucionar un problema; todo esto irá personalizado y tratado como único, nuca debe considerarse que somos reiterativas. Para eso tenemos un gran abanico de cosméticos y técnicas a nuestro alcance, las cuales debemos conocer en profundidad con el fin de realizar combinaciones en cada una de las sesiones y conseguir siempre la potenciación de las mismas.

Es importante como profesionales conseguir la fidelización del cliente, para ello debemos plantearnos como objetivo o finalidad hacer al cliente adicto a nuestras manos y por medio de la atención que le prestemos según el momento que lo necesite, haciéndole pequeños detalles ausentes de valor pero llenos de emotividad o sensibilidad. De esta manera, conseguirás que se sientan únicos y así conseguiremos una asiduidad a nuestro salón. Como buen receptor de las ordenes guiadas por unas buenas manos (la esteticista) podemos determinar que nuestro triunfo en este sector del mercado esta asegurado.

 

Categories
Estética, Maquillaje