El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

Y si mi cuerpo…?

¿Y si mi cuerpo fuese de otra manera?

Eterna pregunta para la mayoría de la gente de este planeta (desconozco la respuesta para otros planetas). Actualmente vivimos con el complejo mundo moderno de no sentirnos a gusto con nuestro cuerpo. Televisión, anuncios, revistas, cine, etc, continuamente estamos siendo bombardeados por slogans sugeriendonos cambiar nuestro cuerpo.

Musculos por aqui, pechos por allá, vello ni en pintura… todo este machaque que recibimos hace crecer en nuestra mente la pregunta “si fuese más musculoso hubiera hecho esto o aquello, o si tuviera 10 cm más de estatura las habrian seleccionado para la agencia de modelos, o aquel chico se hubiese fijado en ella” y así cualquier cantidad de comentarios. En fin, todo se resume en la pregunta con que abrimos nuestra entrada: “¿Y si mi cuerpo fuese de otra manera?”.

Para colmo de males, nos ponemos a ojear revistas de modelos, catálogos y programas de televisión donde los protagonistas son el paradigma perfecto de un narcisismo concreto. Y comenzamos entonces a decir que todo lo que nos sucede en esta vida es por culpa de este cuerpo que no nos ayuda para nada, ¡Para nada!

La verdad de todas las cosas es que el cuerpo es el templo del alma, y si el alma lo trata bien, él se comporta de buena manera. Es decir, que si aprendemos a valorar, respetar y aceptar nuestro cuerpo, podremos mejorar también nuestro bienestar general, lo que redunda a su vez en la mejora de nuestro cuerpo, es un buen círculo.

Además, no es culpa de castigos divinos o no sé qué otra cosa, es simple genética lo que determina si seremos delgados, rellenitos, esqueléticos , con figura de estrella de televisión, velludos, calvos, chatos o al estilo Cyrano de Bergerac… ¿y que?.

La solución es, simplemente, aceptar nuestro cuerpo y mejorar partiendo desde ese punto. Así nuestro cuerpo querrá hacer ejercicio y las demás actividades sin mayores agravios.

Una rutina de actividad física, una dieta sana, mantener el equilibrio emocional y humor, siii, mucho humor. Todo ello nos hará estar en paz y armonía con nosotros mismos. Una vez nos hayamos aceptado y creado una buena imagen de nosotros mismos, estaremos listos para lograr el mejor cuerpo posible. Nuestro cuerpo es el templo de nuestra alma, cuidémoslo; nuestra alma se sentirá mejor y nos lo agradecerá.

Y recuerda, tue res preciosa, es la sociedad de consumo la que es una mierda. Animo y a por tod@s, que son poc@s y cobardes!!!

Categories
Psicología, Salud