El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

La exfoliación (o peeling) capilar, el truco devolverá la alegría a tu melena.

El cuero cabelludo también existe. Aunque se vea poco, pide oxigenarse sin una capa de sebo y caspa. A cambio, su aspecto mejora.

La exfoliación capilar, el truco que puede devolver la alegría a tu melena
Muchas veces el problema de un pelo apagado está en el cuero cabelludo.

Te lavas el cabello con mimo, aplicas el acondicionador fervorosamente y usas mascarilla en medios y puntas tal como te recomendó tu peluquero. Todo debería conducir a una melena lustrosa. Pero, en ocasiones, no deja de estar mustia. Los expertos insisten en que hay que introducir un cuarto protocolo en nuestra rutina de cuidado capilar: la exfoliación. A menudo olvidamos que el cuero cabelludo también es piel y que, al igual que la del rostro o la del resto del cuerpo, debe cuidarse y ayudar a su correcta renovación celular. Ahora bien, no es un tratamiento para diario ni apto para todos los casos. Como todo esto nos sigue parenciendo un poco raro. Intentaremos explicar en qué consiste y cuándo hacerlo.

¿Qué es eso de exfoliar (o peeling) ?

Se trata de un tratamiento capilar para retirar las células muertas del cuero cabelludo, así como el exceso de sebo.

¿Para qué sirve?

Por resumir, viene a poner paz bajo la melena. Al desobstruir los poros, se oxigena la piel de la cabeza. De esta forma desaparecen muchos problemas de caspa y descamación. No se trata de razones estéticas. Esa película de sebo y suciedad varia puede estar matando tu cabello. Con el folículo piloso asfixiado, el pelo no crece. El masaje, además, activa la microcirculación. Más sangre significa alimento fresco para el pelo. Y, eso, al final, lo deja más lustroso que es lo que andamos buscando.

¿Cómo se hace?

Aquí cada maestrillo, tiene su librillo. Unos prefieren hacerlo sobre cabello seco y masajeando con aceites esenciales purificantes y a continuación, lo lavan con un champú específico para cada tipo de cabello. Otros, en cambio, prefieren una aplicación en húmedo con algún producto específico. Para una mayor sensación de frescor y un cabello más nutrido, recomendamos finalizar siempre con su sérum calmante con vitamina B5 para aliviar la irritación e hidratar el cuero cabelludo.

Formulación de los peeling capilares

Hay muchos productos en el mercado para realizar peelings capilares. Lo importante es saber elegir en función al objetivo que tenemos. Cada producto tiene formulaciones distintas, y los hay específicos para la caspa, el exceso de grasa o la caída del cabello..

Busca formulaciones con los siguientes ingredientes:

  • Arándano (Vaccinium Myrtillus). Los arándanos destacan entre los frutos del bosque por sus propiedades tonificantes, antinflamatorias, bacteriostáticas, refrescantes, astringentes, antinflamatorias y (capaces de detener el crecimiento de las bacterias) gracias a la presencia de los ácidos gálico, málico y quercitina.
  • Extracto de Caña de Azúcar (Saccharum Officinarum) es una de las principales fuentes naturales de ácido glicólico, lo que produce una descamación de las células superficiales del cuero cabelludo de manera eficaz, suave y no agresivo.
  • Arce azucarero (Acer Saccaharum) El extracto de la corteza y savia del arce actúa como agente queratolítico que elimina las células muertas de la piel.
  • Naranjo amargo (Citrus Aurantium) Tónico, calmante, hidratante, astringente.
 
 
 
  • Limon (Citrus Limon)- Astringente, dermoprotector, regenerador, reductor, detoxificante, tónico, rejuvenecedor.
  • Lúpulo (Humulus Lupulus)- Tonificante, fortalecedor del pelo en su fase de crecimiento,  bacteriostático y ayuda a combatir  la caspa

 

 

¿Puedo exfoliar con un producto facial?

Rotundamente, no. Tampoco lo intentes con uno corporal. Es diferente y requiere productos específicos.

¿Qué pasa si nos excedemos?

Que el remedio puede ser peor que la enfermedad. De entrada, porque las glándulas sebáceas del cuero cabelludo son numerosas y muy trabajadoras. Masajear muy a menudo, por suave que se haga, puede estimular la secreción de las glándulas sebáceas. Si retiramos más sebo del debido, generarán más. O sea, el temido efecto rebote. Además, un cierto nivel de grasa es necesario para mantener a raya a bacterias, hongos y otros inquilinos indeseables. Antes desengrasar a lo loco, recuerda: un cabello ultralimpio y un cuero cabelludo impoluto componen el hábitat ideal para los piojos.

¿Puede usarse después del tinte?

Sí. A veces quedan residuos químicos incrustados en la piel que ocasionan esos incómodos picores nocturnos. .

Y el cabello, ¿se puede exfoliar?

Sí. Los productos de lavado con siliconas dejan residuos que no siempre se van al aclarar. En otras ocasiones, un enjabonado deficiente es incapaz de arrastrar la suciedad ambiental, los restos de productos de styling, sebo… Esto acaba por crear una antiestética capa mate sobre el pelo.  Una limpieza-peeling profunda de la fibra capilar eliminar esos restos.

¿Cada cuánto lo hacemos?

De uno a tres meses. Ante la duda, lo mejor es ponerse en manos de un peluquero.

¿En un tratamiento que se puede hacer en casa o se debe acudir al profesional?

Ambas vías son factibles, pero siempre es más profundo, preciso e intenso el que realiza el profesional. Entre otras cosas porque es imposible vernos nuestro propio cuero cabelludo.

¿Algún caso en que esté contraindicado?

Sí, se desaconseja en casos de cuero cabelludo sensible.

Categories
Peluquería