El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

Gastropéinate en Carnaval

Componer figuras de comida con tu pelo es una de las tendencias más absurdas y extravagantes de la historia. ¿Por qué no aprovecharla para disfrazarse la semana que viene?

Históricamente, la comida y el mundo capilar no han mantenido la mejor de las relaciones, tal como demuestran dichos como “camarero, hay un pelo en mi sopa” o “eres más basto que un bocata de pelos”. Sin embargo, el asco que nos produce pensar en masticar un bisoñé no impide que podamos llevar la manduca a nuestro peinado. No hablamos de hacerte rastas con mantequilla y mermelada, de reutilizar el aceite de freír croquetas como si fuera la espuma Giorgi de Bisbal o de comerte la cresta de David Muñoz, sino de componer bonitos estilismos en tu cabeza con la forma de alimentos.

Esta reflexión tan profunda, que a buen seguro habrá aportado mucho a vuestras vidas, la hice después de que Xavi Sorinas alertara sobre un fenómeno paranormal que había detectado en la Red: la moda de los gastropeinados. La tendencia llega impulsada por personas que un buen día decidieron emplear su cocorota en algo más útil que contener sus mermados cerebros, y la transformaron en una obra de arte andante esculpida a base de tinte, espuma y fijador. Confiando en que la creatividad de alguna de ellas os pueda servir de inspiración para los carnavales de la semana que viene, repasamos los casos más notables de la mano de varios expertos en peluquería.

(más…)

Donuts caseros

Receta para 4 personas y preparada en unos minutos con un nivel de dificultad alto, pero con un resultado extraordinario.

Donuts caseros

Ingredientes

  • 225 grs. de harina de fuerza
  • Una pizca de sal
  • 15 grs. de levadura de panadería
  • 150 ml. de leche entera tibia
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • Aceite de girasol para freír (ojo, NO de oliva)

 

  • Para el azucar glass (la glasa):
  •  Una cucharada de mantequilla
  •  3 cucharadas de azúcar glacé
  •  Cucharada y media de agua

Manos a la obra, cómo hacer donuts caseros…

1º: Templamos la leche (a unos 30º) en el microondas y añadimos la levadura. Amasamos con los dedos. Esperamos 15 min.
Por otra parte en un bol grande ponemos la harina, el azúcar, la sal y la mantequilla y lo amasamos todo bien hasta integrar la mantequilla. Hacemos un hueco en la harina (un volcán) e introducimos la leche.

Vamos mezclando poco a poco la harina con la leche, hasta hacer una masa, que se despegue de las paredes del bol y de nuestras manos. Si es necesario, añadimos un poco más harina. Dejamos que la masa fermente en un sitio tibio/caliente durante una hora, hasta que doble su volumen. Para ello podemos ayudarnos del horno, metiendo el bol tapado con un trapo de cocina a 40-50º durante 5 min, apagar el horno y dejarlo otros 30 min.

2º: Sacamos del horno y amasamos de nuevo un poco la masa (desgasificar). La extendemos con ayuda de un rodillo en una mesa (ambos deberán estar bien enharinados). Cuando el grosor de la masa sea de aproximadamente de un centímetro, cortamos unos círculos concéntricos, con ayuda de unos vasos, uno grande y otro más pequeño u otro elemento que tengamos a mano (por ejemplo un una tapa de Cola-Cao y un tapón de botellín).

Los vamos poniendo encima de una placa de horno, la cual previamente la hemos cubierto con papel de hornear, para que no se peguen. Seguimos cortando, y amasando los restos de la masa, hasta terminar con toda ella. Dejamos reposar de nuevo en un sitio cálido (nuestro horno) unos 20-30 min., para que las piezas aumenten su volumen.

3º: Freímos por ambos lados, a temperatura media, en abundante aceite, hasta que se doren por fuera y se nos hagan por dentro. Los sacamos sobre papel absorbente para quitarles el exceso de aceite.

Para elabororar la glasa para los donuts, colocamos la mantequilla en un bol y la derretimos durante unos segundos en el microondas. Añadimos el agua y dos cucharadas de azúcar. Mezclamos hasta que éste se integre. Vamos añadiendo más cucharadas de azúcar glacé (de una en una) removiendo, hasta que la glasa tenga una textura que nape ligeramente nuestra varilla.

4º: Bañamos generosamente por encima los donuts, todavía calientes, con la glasa, ayudándonos de una broch y dejamos enfriar y que ésta se seque.

Consejos: Como los donuts son caseros y no les hemos puesto conservantes, hay que comerlos en el día. También podemos bañarlos con cobertura de chocolate y hacer unos donuts bombón. Podemos realzar el sabor de la masa, infusionando la leche con un par de semillas de cardamomo y ralladura de naranja. Dejamos templar (30º) y colamos, antes de añadir la levadura.

El monstruo del pantano

Os presentamos una original forma de hacer un pure de guisantes atractivo para los niños (y no tan niños).

Ingredientes principales

  • 1 kg guisantes congelados
  • 1 cebolla pequeña dulce
  • 3 cm raiz de jengibre
  • 1 pulpo pequeño cocido
  • aceite
  • sal

 

Preparación de la receta

Os voy a presentar una receta sencilla, divertida y aterradora: El monstruo del pantano. Vamos a empezar haciendo las aguas verdes del pantano. Picamos la cebolla en dados pequeños y la pochamos junto con el jengibre, previamente pelado y rallado. Cuando la cebolla esté transparente se incorporan los guisantes. Se salpimentan. Se rehogan durante 2 o 3 minutos y se agrega agua hasta que cubra los guisantes. Se cuecen durante 5 minutos y se trituran en el vaso americano hasta que quede un puré fino. Se rectifica de sal y de pimienta.

Ha llegado el momento de dar forma a nuestro terrorífico monstruo. Se corta un tentáculo y parte de la cabeza y se doran a la plancha. Se sirve el tentáculo sobre la crema de guisantes. Colocadlo de tal manera que parezca que sale del plato. El trocito de cabeza colocadlo al lado del tentáculo y ponedle, como decoración, un ojo de caramelo. Procura presentar el plato con gracia para conseguir el efecto deseado. Ya tenemos nuestro monstruo del pantano. Estoy seguro de que vuestros invitados se van a sorprender mucho. ¡Disfrutadlo!