El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

La exfoliación (o peeling) capilar, el truco devolverá la alegría a tu melena.

El cuero cabelludo también existe. Aunque se vea poco, pide oxigenarse sin una capa de sebo y caspa. A cambio, su aspecto mejora.

La exfoliación capilar, el truco que puede devolver la alegría a tu melena
Muchas veces el problema de un pelo apagado está en el cuero cabelludo.

Te lavas el cabello con mimo, aplicas el acondicionador fervorosamente y usas mascarilla en medios y puntas tal como te recomendó tu peluquero. Todo debería conducir a una melena lustrosa. Pero, en ocasiones, no deja de estar mustia. Los expertos insisten en que hay que introducir un cuarto protocolo en nuestra rutina de cuidado capilar: la exfoliación. A menudo olvidamos que el cuero cabelludo también es piel y que, al igual que la del rostro o la del resto del cuerpo, debe cuidarse y ayudar a su correcta renovación celular. Ahora bien, no es un tratamiento para diario ni apto para todos los casos. Como todo esto nos sigue parenciendo un poco raro. Intentaremos explicar en qué consiste y cuándo hacerlo.

¿Qué es eso de exfoliar (o peeling) ?

Se trata de un tratamiento capilar para retirar las células muertas del cuero cabelludo, así como el exceso de sebo.

¿Para qué sirve?

Por resumir, viene a poner paz bajo la melena. Al desobstruir los poros, se oxigena la piel de la cabeza. De esta forma desaparecen muchos problemas de caspa y descamación. No se trata de razones estéticas. Esa película de sebo y suciedad varia puede estar matando tu cabello. Con el folículo piloso asfixiado, el pelo no crece. El masaje, además, activa la microcirculación. Más sangre significa alimento fresco para el pelo. Y, eso, al final, lo deja más lustroso que es lo que andamos buscando.

¿Cómo se hace?

Aquí cada maestrillo, tiene su librillo. Unos prefieren hacerlo sobre cabello seco y masajeando con aceites esenciales purificantes y a continuación, lo lavan con un champú específico para cada tipo de cabello. Otros, en cambio, prefieren una aplicación en húmedo con algún producto específico. Para una mayor sensación de frescor y un cabello más nutrido, recomendamos finalizar siempre con su sérum calmante con vitamina B5 para aliviar la irritación e hidratar el cuero cabelludo.

Formulación de los peeling capilares

Hay muchos productos en el mercado para realizar peelings capilares. Lo importante es saber elegir en función al objetivo que tenemos. Cada producto tiene formulaciones distintas, y los hay específicos para la caspa, el exceso de grasa o la caída del cabello..

Busca formulaciones con los siguientes ingredientes:

  • Arándano (Vaccinium Myrtillus). Los arándanos destacan entre los frutos del bosque por sus propiedades tonificantes, antinflamatorias, bacteriostáticas, refrescantes, astringentes, antinflamatorias y (capaces de detener el crecimiento de las bacterias) gracias a la presencia de los ácidos gálico, málico y quercitina.
  • Extracto de Caña de Azúcar (Saccharum Officinarum) es una de las principales fuentes naturales de ácido glicólico, lo que produce una descamación de las células superficiales del cuero cabelludo de manera eficaz, suave y no agresivo.
  • Arce azucarero (Acer Saccaharum) El extracto de la corteza y savia del arce actúa como agente queratolítico que elimina las células muertas de la piel.
  • Naranjo amargo (Citrus Aurantium) Tónico, calmante, hidratante, astringente.
 
 
 
  • Limon (Citrus Limon)- Astringente, dermoprotector, regenerador, reductor, detoxificante, tónico, rejuvenecedor.
  • Lúpulo (Humulus Lupulus)- Tonificante, fortalecedor del pelo en su fase de crecimiento,  bacteriostático y ayuda a combatir  la caspa

 

 

¿Puedo exfoliar con un producto facial?

Rotundamente, no. Tampoco lo intentes con uno corporal. Es diferente y requiere productos específicos.

¿Qué pasa si nos excedemos?

Que el remedio puede ser peor que la enfermedad. De entrada, porque las glándulas sebáceas del cuero cabelludo son numerosas y muy trabajadoras. Masajear muy a menudo, por suave que se haga, puede estimular la secreción de las glándulas sebáceas. Si retiramos más sebo del debido, generarán más. O sea, el temido efecto rebote. Además, un cierto nivel de grasa es necesario para mantener a raya a bacterias, hongos y otros inquilinos indeseables. Antes desengrasar a lo loco, recuerda: un cabello ultralimpio y un cuero cabelludo impoluto componen el hábitat ideal para los piojos.

¿Puede usarse después del tinte?

Sí. A veces quedan residuos químicos incrustados en la piel que ocasionan esos incómodos picores nocturnos. .

Y el cabello, ¿se puede exfoliar?

Sí. Los productos de lavado con siliconas dejan residuos que no siempre se van al aclarar. En otras ocasiones, un enjabonado deficiente es incapaz de arrastrar la suciedad ambiental, los restos de productos de styling, sebo… Esto acaba por crear una antiestética capa mate sobre el pelo.  Una limpieza-peeling profunda de la fibra capilar eliminar esos restos.

¿Cada cuánto lo hacemos?

De uno a tres meses. Ante la duda, lo mejor es ponerse en manos de un peluquero.

¿En un tratamiento que se puede hacer en casa o se debe acudir al profesional?

Ambas vías son factibles, pero siempre es más profundo, preciso e intenso el que realiza el profesional. Entre otras cosas porque es imposible vernos nuestro propio cuero cabelludo.

¿Algún caso en que esté contraindicado?

Sí, se desaconseja en casos de cuero cabelludo sensible.

36 mitos y leyendas sobre el cabello

Algunas de las creencias más comunes sobre el cabello no se basan en nada más que en mitos, estos existen en gran abundancia. Las raíces de algunos mitos sobre el cabello vienen simplemente de la imaginación aunque hay otros que tienen parte de verdad. Hay quien cree que la vida útil de los mitos sobre el cabello está inversamente relacionada con lo alocados que son. Sea como sea, ha llegado el momento de conocer los hechos y las respuestas reales. ¿Qué te parece? ¿El estrés realmente es el causante de la caída del cabello? ¿El pelo castaño crece más rápido que el pelo rubio?

¿Cuántas veces una amiga, compañera, hermana o prima te ha dicho con completa certeza que lavarte el pelo a diario puede acentuar la caída? Ésta y otras cuantas afirmaciones vinculadas al cabello con dudoso rigor científico circulan felizmente por el mundo. Y nadie parece desmentirlas. Hemos hablado con expertos de diferentes campos, y les hemos planteado algunas de estas leyendas para que nos confirmen su veracidad. Seguro que te habías creído muchos de estos mitos. Te aclaramos 36 de ellos y si tienes alguna duda que no esté entre ellos, pregúntanoslo que te responderemos.

  1. Teñir el pelo durante el embarazo puede ser dañino para el bebé: FALSO. Los productos químicos que tiñen el cabello actúan solo a nivel exterior.
  2. Fumar mucho produce canas: FALSO. Las canas aparecen por la falta de pigmentación, algo muy variable según la persona y que no depende del tabaco.
  3. Para evitar que se caiga el cabello hay que lavarlo menos: FALSO. Hay que adecuar los champús a cada persona pero el pelo se puede lavar a diario.
  4. Cepillar el cabello lo fortalece y favorece su crecimiento: VERDADERO, pero con matices. La diferencia entre cepillarlo o no es tan mínima que ni se aconseja como tratamiento.
  5. – Utilizar mucho el secador puede producir la pérdida del cabello: FALSO. El exceso de secador o la utilización de un secador muy agresivo, puede dañar la estructura del cabello, y dejarlo mas débil, pero nunca provocará una caída.
  6. Cortar el pelo a menudo hace que crezca más rápidamente: FALSO, pero es aconsejable cortarlo a menudo (más o menos cada seis semanas) en el caso de cabellos largos para sanear. Así sí que crecerá más sano pero no más rápido.
  7. – El cabello crece de manera muy diferente según las zonas de la cabeza: VERDADERO, aunque hay muy poca diferencia de un área a otra y su crecimiento depende únicamente de los niveles de circulación que alimentan a ese cabello.
  8. Teñir el pelo siempre es sinónimo de estropearlo: FALSO, siempre dependerá del producto y de la técnica utilizada.
  9. Tengo el cabello graso; si lo tiño, acabo con el exceso de grasa: FALSO. El tinte puede ser astringente pero es un efecto momentáneo. Existen productos específicos para solucionar los problemas de exceso de sebo que no tienen nada que ver con teñir.
  10. El cabello muy oscuro no se puede decolorar porque no funciona: FALSO. Depende del color que queramos conseguir. Si buscamos un rubio muy platino es bastante complicado porque tenderá a quedar dorado. Pero poderse, se pude hacer.
  11. El cabello teñido requiere muchísimos cuidados en casa: FALSO. Según el trabajo que se haya realizado, los cuidados son los mismos que para un cabello sin color (champú, acondicionador y tratamiento adecuado para cada caso). Lo más importante es un buen asesoramiento profesional sobre lo que se necesita en cada momento.
  12. Las raíces hay que repasarlas cada diez días: FALSO. Depende del color y del efecto que se quiera conseguir, pero la media es cada 25 ó 30 días.
  13. Es imprescindible aplicar un protector de cabello antes de utilizar cualquier instrumento de calor sobre él: FALSO. Los materiales que recubren las placas están tan avanzados que transmiten el calor de forma uniforme sin ejercer fricción. Por lo tanto, el protector no es imprescindible si tenemos unas buenas herramientas, y si sabemos regular la temperatura. Además, algunos de estos productos tienen ingredientes que pueden estropear las placas de las planchas.
  14. El vapor que desprende el cabello al pasar la plancha es señal de que lo está estropeando: FALSO. Es solo la humedad que se evapora al entrar en contacto con la superficie caliente de la plancha.
  15. No es bueno utilizar planchas y rizadores a diario: VERDADERO. Aunque estas herramientas y los materiales de sus materiales han evolucionado mucho, un uso excesivo de los mismos puede deteriorar el pelo, resecándolo. Según la calidad y la salud de nuestro cabello podremos usar las planchas dos o tres veces por semana.
  16. Las planchas y rizadores no se pueden usar sobre el pelo mojado: FALSO. Es preferible utilizarlas en seco, pero algunos de estos instrumentos están adaptados para su uso con la melena húmeda (¡¡¡cuidado!!! ‘húmeda’ no es lo mismo que ‘empapada’).
  17. – El tratamiento de queratina es lo mismo que el alisado japonés: FALSO. La queratina es un reconstructor de la fibra capilar que ayuda a peinar al cabello con más facilidad. El otro tratamiento es un alisado permanente que deja el pelo liso desde el primer momento.
  18. La queratina es menos perjudicial para el cabello que el alisado japonés: VERDADERO. La queratina es un tratamiento que beneficia al pelo y tiene propiedades nutritivas. El alisado japonés, al ser definitivo, es más agresivo.
  19. Los tratamientos de queratina son perjudiciales para la salud por sus componentes químicos: FALSO. Los primeros tratamientos que surgieron en el mercado contenían pequeñas dosis de formol, pero actualmente estas fórmulas están prohibidas por el Ministerio de Sanidad. Actualmente el formol está retirado de la queratina.
  20. Es imposible rejuvenecer el cabello: FALSO. En Ydrasil tenemos un tratamiento a base de colágeno que aporta densidad y brillo, síntomas de juventud, al cabello sometido a tratamientos químicos, exceso de sol y cloro.
  21. Para que la mascarilla funcione hay que dejarla actuar un mínimo de tres minutos: VERDADERO. El tiempo ideal serían cinco minutos pero para que pueda funcionar correctamente, además, hay que eliminar el exceso de humedad con una toalla.
  22. Si te arrancas una cana, aparecerán más: FALSO. Las canas son un proceso natural que se suceden con el paso de los años en mayor o menor medida. El cabello nuevo tarda entre 3 y 5 meses en aparecer y tienen su propia pigmentación, con lo que no influye en absoluto que uno de tus cabello sea canoso para que el de al lado, también.
  23. El agua fría ayuda a tener el pelo más brillante: VERDADERO. El agua fría ayuda a tener un pelo más brillante. Pero ojo, cepillar el pelo mojado puede llegar a romperlo.
  24. El zumo de limón y la cerveza ayudan a aclarar el peloVERDADERO. En el caso del zumo de limón ayuda a aclarar el pelo, pero se trata de un proceso muy lento. Nunca apliques el zumo directamente sobre el pelo sin haberlo mezclado antes con agua, ya que puede resecar mucho el cabello. Es aconsejable para cabellos rubios, ya que los castaños tienden a aclararse a tonos más anaranjados.
  25. – Dormir con una coleta muy apretada hará que crezca mas el cabello: FALSO. Y además estamos haciendo el efecto contrario, lo que estamos ha hacer es forzar al folículo piloso a que expulse el cabello. Lo que si es cierto que si por la noche te haces una cola o una trenza no muy apretada, por la mañana te será más fácil peinar el cabello.
  26. Cortar el cabello en luna creciente, este crece mas rápido: FALSO. El cabello tiene un ciclo y regeneración propia en función de tu estado físico y anímico y cómo hemos hablado muchas veces hay muchos factores que hacen que el cabello crezca o caiga o se regenere.
  27. Si te rapas el cabello, te crece mas fuerte o cambiar su estructura: FALSO. El hecho de cortar el cabello o rapar, puede coincidir con un cambio hormonal y este puede afectar al proceso de crecimiento o cambio de forma y estructura del cabello.
  28. – Cambiar de productos: FALSO. Otro de los mitos más conocidos es que si compramos una gran variedad de productos como shampoo y acondicionador y los mezclamos y los cambiamos seguido, nuestro cabello crecerá más rápido y más fuerte. Mentira. El secreto es encontrar la combinación que haga mejor a nuestro cabello y, una vez hecho esto, conservarla. Este mito de que el pelo se aburre de un producto no es cierto. Cambiar de productos semanalmente no ayudará a crecer a tu cabello pero puede que ayude a que “decrezca” vuestro bolsillo.
  29. – Tomar medicamentos para la pérdida del cabello para que este crezca más rápido: FALSO. Sería lógico que consumir medicamentos para la pérdida de cabello ayude a crecer nuestro cabello, pero no es así. Estos medicamentos están hechos para las personas que carecen de cabello o que lo están perdiendo, no para las personas que solamente quieren que este les crezca más rápido. Consumir estos medicamentos no solo afectará tu cabello sino que puede traer efectos secundarios indeseados como crecimiento de pelo en otras partes de tu cuerpo, justo donde no deseas que crezca.
  30. – Tratamientos con magnetos o imanes: FALSO. Otro mito que ha corrido por la web es sobre el tratamiento con magnetos o imanes; supuestamente la utilización de estos tratamientos hace que nuestro cabello crezca más rápido. Si quieres mantener tu dignidad y tu bolsillo intacto evita incursionar en esas técnicas.
  31. – Los productos de fijación resecan el pelo: FALSO. Esta afirmación es falsa. Los alcoholes utilizados en los productos de fijaciión son muy volátiles y se evaporan en el momento en el que aplicamos el producto en el cabello o, incluso, mucho antes.
  32. – Lavados frecuentes con champú pueden llevar a un cuero cabelludo graso: FALSO. Las glándulas sebaces en las raíces del pelo regulan la cantidad de sebo (grasa) producida. La producción de sebo depende únicamente del tipo de piel y la edad de las personas. Como norma general, la producción de sebo se va reduciendo con la edad. Los lavados frecuentes eliminan el sebo del cabello y cuero cabelludo aunque los champús modernos están diseñados para mantener el cabello flexible.
  33. – El estrés provoca la pérdida de cabelloVERDADERO. De media, las personas pierden unos 50 o 80 cabellos cada día que son reemplazados. El estrés puede afectar a este equilibrio entre pérdida de cabello y recrecimiento, provocando una mayor pérdidad de cabello. Si la caída persiste, consúltalo con un médico.
  34. – Es preferible peinar a cepillar el cabello mojado o húmedo: VERDADEROEl cabello mojado o húmedo es más frágil y sensible a la rotura y otros daños que el cabello seco. Utiliza un peine de dientes anchos para peinar el cabello mojado o húmedo.
  35. El cabello castaño crece más rápido que el rubio: FALSO. Normalmente el cabello rubio es más fino y más propenso a la rotura que el cabello castaño. Esto puede dar la impresión de que el pelo rubio crece más despacio que el oscuro. Sin embargo, son otros factores genéticos que nada tienen que ver con el color del pelo los que determinan la velocidad a la que crece el pelo.
  36. – Cien pasadas con el cepillo al día dejan el pelo brillante: VERDADEROEl cepillado suaviza las cutículas del pelo y lo desenreda. Las capas lisas del pelo reflejan especialmente bien la luz. Ésta es la base para el brillo y atractivo juego de la luz en el cabello recién cepillado. El cepillado también distribuye el sebo del cuero cabelludo sobre la superficie de la cutícula. Ello protege el cabello mientras al mismo tiempo incrementa su brillo. No hace falta que cuentes las veces que pasas el cepillo, no tienen porque ser 100 exactas.

 

8 errores que cometemos cuando nos planchamos el pelo

Hay que reconocer que para terminar lo antes posible hay veces que maltratamos a nuestro cabello. Te recordamos los fallos más comunes para que procures no cometerlos.

gisele bundchen

 
1. No sabes cuál es la mejor y te dejas la pasta en las más cara

De cerámica, de turmalina, de titanio y hasta de acero… tienes dudas cuando vas a comprarla y el dependiente te coloca las más caras. Las que nunca recomendaría serían las de acero, pero sobre todo yo insisto a mis clientes en que, antes de elegir una muy cara, busquen entre las de precio medio, porque las hay de calidad igualmente excelente.
Por lo general, a los estilistas nos gustan las de titanio, por sus buenos (y duraderos) resultados. Desde mi experiencia y punto de vista profesional, son las mejores. La cerámica es muy buena para planchar el pelo, pero siempre recomiendo las de titanio ya que tienen un calor muy estable con un mínimo de variación. Además, se calientan rápido y tienen cuidado iónico. Por esta razón, transfieren el calor más rápido al pelo y, al tener que pasar la plancha menos veces, se produce menos daño en el cabello.

2. Tienes mucho pelo y las compras muy anchas para terminar antes

Primero tienes que saber para qué las vas a usar. Generalmente, si es para alisar el pelo, tenemos que tener en cuenta la longitud del mismo y su grosor. Si tienes mucho pelo y sólo quieres alisarlo lo más aconsejable es que uses una plancha ancha para tener mejor resultado y ahorrar tiempo. Si lo que quieres es conseguir ondas además de alisarlo, lo ideal es una plancha con anchura estándar. Una ancha puede dejar el pelo demasiado suave a la hora de hacer bucles.

3. Te has vuelto adicta y abusas constantemente de ellas

Te encanta el resultado y todos te dicen lo mona que vas, así que a la siguiente ducha las utilizas otra vez. Y a la siguiente. Y a la siguiente. Y el secador que te regaló tu madre aquel cumpleaños, y que en su momento era lo más de lo más, queda al fondo del cajón… Sin embargo, el secador es mucho menos dañino para el pelo, porque el aire no es tan caliente y porque no está en contacto directo con el cabello. Por esta razón es indispensable proteger el pelo y tener el mínimo contacto posible con la plancha. Es importante que no la utilices cada vez que laves tu cabello.

4. Protector de calor, ¿qué es eso?

Porque ya tienes bastante con el champú, el suavizante, la mascarilla una vez a la semana, el sérum antiencrespamiento, la crema de peinado… Y cometes el “pecadillo” de no aplicar un protector de calor antes de la plancha. Craso error. El protector de calor es indispensable siempre, pero mucho más en el pelo teñido o con mechas, porque está más seco, y con las planchas solo conseguiremos deshidratarlo más. Si eliges una fórmula en crema, aplícala en la cantidad justa (tampoco mucha) una vez que hayas secado el pelo. Si es un spray, pulverízalo a unos 20 o 30 centímetros del cabello. En uno y otro caso puedes elegir hacerlo mechón a mechón según vayas pasando la plancha, o bien hacerlo en todo el cabello desde el principio, pero siempre desde la mitad a las  puntas. No hace falta que te lo des en la raíz.

5. Temperatura a tope

Y lo haces porque crees que necesitas menos pasadas y terminas antes. Las planchas generalmente te permiten elegir entre 160 y 230 grados. La temperatura a 160 es para pelo fino, dañado y si tienes el pelo teñido. Por su parte, 180 grados es para cabello sano, sin color. Por último, las temperaturas más altas, entre 180 y 230 grados, son para pelo grueso, rebelde y sano. Aconsejo probar primero con 160 grados y que después vayas subiendo. Es importante tener en cuenta, que cuando la temperatura es más baja, siempre es menos dañina para el cabello.

6. Utilizarla con el pelo mojado

Mal hecho. Es lo peor que puedes hacer. Antes de pasar la plancha, hay que secar el pelo, preferiblemente al aire, y si no con el secador. Lo ideal es tenerlo seco al 80 por ciento en el caso de las de cerámica o de titanio, y al cien por cien antes de las planchas clásicas. Si no le quitamos antes toda la humedad al cabello, lo que haremos con las planchas no será peinarlo, sino cocerlo y cocinarlo. Y eso es tan malo como suena.

7. Te lías a dar pasadas hasta que se te cansa el brazo… Y lo sabes

En tu afán de que te dure liso todo el fin de semana, pasas y pasas y repasas plancha… Cuando lo mejor es hacerlo pocas veces, aunque es cierto que esto depende de tipo de cabello que tengas y del resultado que quieras conseguir. Un liso pulido requerirá más trabajo que unas ondas en las puntas. Pásate la plancha las mínimas veces posibles y si con una pasada o dos consigues el resultado que buscabas es mejor no darle más calor al cabello. Cuanta mejor calidad tenga tu plancha, menos veces tendrás que pasarla.

8. No utilizar productos de acabado

Porque ya te has pasado 25 minutos plancha que te plancha y crees que si te aplicas algo encima, el pelo se va a ondular y te vas a cargar el resultado. Productos como Exquisite Oil de Biolage son perfectos para poner el punto final, sublimar el brillo y dejarlo, sin apelmazar, más pulido. Con este tipo de fórmulas basta con utilizar muy poquito, de medios a puntas.

 

Fuente: http://smoda.elpais.com