El Blog de Ydrasil

Consejos para el dia a dia, el cuidado de la piel y tu salud.

El pelo también se quema. Protégelo del sol.

El verano es el peor momento del año para el cabello. El sol lo quema, lo rompe y lo vuelve poroso. Esta es la guía para protegerlo a tiempo.

kate moss

Es importante proteger el cabello del sol para que no se queme, rompa y cambie de color.

Tomar el sol siempre con moderación y protección es el mantra de los dermatólogos para la piel. Esta máxima podemos aplicarla, punto por punto, para el pelo. Al cabello le gustan los rayos solares y, en su dosis justa, les son beneficiosos. Sin embargo, la sobrexposición tiene unos efectos devastadores. Recordamos que el sol tiene tendencia a quemar el cabello, romperlo y volverlo poroso. Apaga sus colores y aclara los tonos naturales.

Lo peor es que el sol no suele venir solo, sino con otros elementos habituales del periodo estival como son el agua, la sal marina, el cloro de las piscinas y el viento. Todos ellos conforman un cóctel explosivo altamente nocivo para el cabello, que alteran su capa hidrolipídica y lo vuelven seco, áspero, roto, apagado, delicado, quebradizo, frágil y difícil de peinar.

El agua amplifica las agresiones acentuando los efectos negativos, degradando la melanina y decolorando las puntas. La sal del mar deshidrata intensamente el cabello. Junto con la arena provoca que el cuero cabelludo se irrite y se produzcan picores. El cloro elimina las coloraciones y despigmenta el pelo. El viento acentúa la deshidratación. Por último, la alteración de la queratina hace que el cabello sea más frágil.

Qué hacer antes

La sequedad de los meses de invierno también es especialmente perjudicial para el cabello y la primavera es un buen momento para acondicionarlo y revitalizarlo. Junto a buenos productos de higiene, champú y acondicionador adecuados a cada tipo de cabello, se pueden introducir otras rutinas como mascarillas, aceites de tratamiento y sérum. Todo ello ayudará a mantener el cabello sano y que no llegue previamente castigado a la exposición solar.

Prevenir los daños estivales sobre el cabello es posible. Una manera sencilla de hacerlo es cubrir el cabello con un sombrero o un pañuelo bonito. Si vas a nadar, es recomendable utilizar antes algún acondicionador sobre el cabello o un gorro que proteja de los efectos del cloro. Estos pequeños hábitos pueden hacer maravillas sobre la salud de nuestro cabello.

Otra opción es ponerse en manos de un experto. Para esta época, nosotros recomendamos hacer un tratamiento de hidratación profunda en tu salón de confianza (Ydrasil), como BC Repair Rescue, que deja la cutícula capilar cerrada y sellada, y por tanto más protegida frente a los agentes externos.

Qué hacer durante

Una vez en verano, en la playa y la piscina, lo ideal es utilizar una línea solar específica para el cabello, en la que, desde el champú a la mascarilla, la loción en spray para toque final en seco del peinado o el sérum de cuidado, todos ellos contienen todos los ingredientes necesarios para proteger el cabello de la acción solar y preservar la fibra capilar de los posibles daños. Apuestamos por la gama BC Sun Protect con protección solar, porque deja un velo inapreciable sobre el cabello mientras lo mantiene protegido que nos dará una Triple Protección, protegiendo al cabello de los rayos UVA/UVB, de la pérdida de color y de los daños que producen los radicales libres. Además, proporciona al cabello un descanso de los daños que se producen a diario y el aceite de Monoï de Tahití, conocido por su poder para nutrir, suavizar y calmar el cabello de los daños producidos por el sol, regenera y aporta brillo. La Vitamina E protege el cabello de los daños producidos por los radicales libres. La Protección contra la pérdida de color ayuda a mantener un color real y la Tecnología Amino Cell Rebuild penetra en profundidad en el cabello, reparando la estructura interior de las células.

Filtro UVA/UVB, Vitamina E, Amino Cell Rebuild y Aceite de Monoï

Muchas firmas de dermocosmética apuestan por este tipo de productos para el pelo en verano, la mayoría de ellos en formato aceite (como el célebre de Moroccanoil) y algunos de uso doble, para el cabello y la piel, como es el caso de la gama BC Sun Protect. Todos protegen de los efectos descantes de la exposición solar y del contacto con la sal y el cloro del agua. Durante el verano, y más si el cabello es rizado, poroso o tiende al encrespamiento, en el neceser no pueden faltar mascarillas para regenerar las cutículas y sellar el pelo.

Carmen (Gerente de Ydrasil) nos recuerda que “es importante no mantener el cabello mojado mucho tiempo o se incrementarán los daños capilares”, y aconseja evitar los peinados tirantes durante los meses de verano. “Los moños sueltos, las trenzas deshechas, el cabello suelto brillando con el sol o un corte pixie juvenil serán las mejores opciones para hacer frente al calor y la humedad”.

Qué hacer después

¿Y después? Cuando acabe el verano el cabello estará más seco y dañado, por lo que necesitará una nutrición intensa para recobrar su aspecto suave, brillante y fácil de peinar. Si el pelo se ha sensibilizado demasiado, quizá sea necesaria alguna sesión intensiva de tratamiento en salones especializados.

 

Fuente: http://smoda.elpais.com

Lentigos solares o manchas en la piel

Las machas de edad (lentigo senil, lentigo solar) no requieren tratamiento desde un punto de visto médico porque son inofensivas. Pero si desea eliminar las manchas de la piel rápidamente por motivos estéticos, se recomienda el uso de maquillaje de camuflaje: es decir, un maquillaje corrector extremadamente denso. No conlleva riesgos, oculta inmediatamente las manchas e incluso proporciona protección solar segura. El inconveniente es que este tratamiento (con la selección del tono adecuado y la correcta aplicación del maquillaje) es costoso y solo dura hasta la siguiente limpieza profunda de la piel y, en lo posible, debe ser aplicado por un especialista.

Los tratamientos eficaces de las manchas de edad a más largo plazo son los tratamientos de frío y distintos peelings y decoloraciones. El riesgo de estos tratamientos es la modificación del color de la zona de piel tratada ya que afectan también a la piel con pigmentación normal adyacente.

lentigos solaresEn general los lentigos solares se presentan en:

  • Rostro
  • Manos
  • Antebrazos
  • Cuello

Medios decolorantes

En el caso de las manchas de edad (lentigo senil, lentigo solar) se puedan emplear varias sustancias decolorantes. Las cremas decolorantes actuales contienen distintas sustancias químicas como la derivados de ácido de vitamina A o extracto de berro que actúan de formas muy distintas. Mientras que los extractos de berro tiene un efecto decolorante intensivo, los derivados de ácido de vitamina A provocan la descamación del la epidermis. Especialmente las concentraciones elevadas pueden irritar considerablemente la piel. Por eso existen preparados con cortisona que previenen la irritación excesiva.

El tratamiento de las manchas de edad con distintos medios decolorantes puede provocar intolerancias acompañadas de enrojecimiento, picor y erupciones. Por eso, es recomendable probar las cremas sobre una pequeña superficie de la piel antes de empezar con el tratamiento, por ejemplo, en el lado interior de la muñeca. Los ingredientes también pueden provocar irritaciones de la piel en asociación con la radiación UV. Por eso es recomendable utilizar estos productos al atardecer o en las épocas del año con menos luz. Dado que las cremas también afectan a las zonas de piel pigmentadas adyacentes, son más adecuadas para manchas grandes y no deberían utilizarse ni durante mucho tiempo ni sin supervisión médica. Algunos fármacos precisan receta médica.

 

Primeros auxilios para el cabello post-verano.

El final del verano siempre es duro. Y, por si fuera poco, nos deja huella y no siempre positiva. Calor, sol, baño, cloro, etc., tienen consecuencias no deseadas en nuestro cuerpo, ya sea en la piel o en el pelo.

El sol destruye todas las fibras capilares y el viento, la arena, la sal del mar y el cloro de las piscinas contribuyen a resecar el pelo. A base de exponerse al sol, la capa hidro-lipídica del cabello va desapareciendo, dejándolo al descubierto, desprotegido y vulnerable a los efectos de los rayos UV. Resultado: pelo deshidratado, quebradizo, con el color degradado y de aspecto reseco.

¿Qué hacer ante tal desastre? Ante todo, mucha calma. El cabello sometido a este tipo de agresiones externas se deteriora muy rápido, pero su recuperación puede ser muy lenta. La clave está en tener paciencia y en dos aliados: la hidratación y la nutrición.

HIDRATACIÓN

La exposición solar prolongada del cabello no sólo produce un aclarado del color. La pérdida de hidratación y la sequedad capilar son algunas de sus consecuencias negativas. Para combatirlas, nada como los tratamientos de peluquería altamente hidratantes, como el tratamiento REPAIR RESCUE  de Schwarzkopf o la gama de productos OIL MIRACLE, que ayudarán a que tu cabello recupere su aspecto saludable PRE-veraniego.

NUTRICIÓN

Alimenta tu pelo después del verano. Igual que tú, necesita recuperar hábitos alimenticios saludables después de los desajustes vacacionales. La queratina, la vitamina B y las ceramidas son los nutrientes que lo resucitarán de esos excesos. La vitamina B, que evita su caída y aumenta su salud, se puede encontrar en zanahorias, pepinos, huevos y leche. Las ceramidas cumplen una función protectora e hidratante y puedes encontrarla en diferentes productos capilares (champús, acondicionadores, mascarillas,…).

TRATAMIENTOS ACONSEJADOS

Fibraforce. Especial para cabellos extremadamente dañados de Schwarzkopf.

Provitamina B. Reconstituyente capilar profundo de Primont.

Luz y Suavidad. Tratamiento capilar para recuperar la suavidad y brillo de Primont.

Barro Volcánico. Especial para cabellos muy dañados de Primont.

Intense Repair. Especial para cabellos extremadamente dañados de Schwarzkopf.

No dejes que tu cabello sufra la depresión post-vacacional. Repáralo y recupéralo de la mano de Ydrasil y llévate el mejor cuidado profesional capilar post-verano a tu casa.